Bienvenidos a GastrocriticValencia

Croquetas caseras: Un bocado fácil y sabroso

By 13:02

Croquetas caseras: Un bocado fácil y sabrosoEn este día tan lluvioso quiero meterme en el conocido mundo de la croqueta. Seguramente habréis escuchado la típica frase de: Las croquetas de mi madre/abuela son las mejores!!! y es que a la hora de ponernos de acuerdo en cual es la forma de preparar la mejor croqueta hay opiniones de todo tipo.

Desde aquí lo que pretendo es hablaros un poco de un método generalizado para elaborar croquetas caseras.
Aunque para los menos aficionados a la cocina preparar unas croquetas caseras pueda resultar una tarea demasiado complicada, nada más lejos de la realidad. Lo único que necesitas tener en cuenta son un par de trucos y cuando las repitas un par de veces te habrás convertido en todo un maestro.

Si hay algo importante a la hora de preparar unas buenas croquetas, esto es sin duda la bechamel, que como ya recordareis es una de las grandes salsas básicas de las cuales ya hablamos unos cuantos post atrás (recuérdala AQUÍ).
Podría decir sin miedo a equivocarme que muchos de los fallos que se cometen cuando hacemos las croquetas es debido a una mala elaboración de la bechamel y como este es un punto crítico que tenemos que sortear, vamos a empezar conociendo esos pequeños trucos para que esta salsa básica no suponga nunca más un quebradero de cabeza.

Como ya sabéis los ingredientes de la bechamel son harina, mantequilla, leche, sal, pimienta y nuez moscada, pero por ahora nos vamos a olvidar de las cantidades necesarias para cada ingrediente y nos centraremos en conseguir esa bechamel perfecta. El motivo es muy sencillo, y es que según para que elaboración vaya destinada la bechamel se añaden diferentes proporciones de harina y mantequilla, pero como en este post nos vamos a centrar en la elaboración de croquetas, más adelante ya hablaremos de esas cantidades.

Los trucos son pocos y sencillos así que seguro que en un momento se os quedan memorizados.
 

  1. Aunque no es totalmente necesario, tamiza la harina previamente para evitar grumos.
  2. Derrite la mantequilla y posteriormente añade la harina para cocinarla un poco. De esta forma desaparecerá el sabor tan molesto a harina cruda.
  3. Lo más importante a tener en cuenta es que nunca debes utilizar la leche recién sacada de la nevera. Lo mejor es tenerla a temperatura ambiente o incluso algo caliente. De esta forma evitaras muchos grumos.
  4. Añade la leche poquito a poco y ves removiendo con unas varillas.
  5. Por último sazónala y sigue removiendo hasta conseguir una textura adecuada. 

Siguiendo estos pasos no deberías tener ningún problema a la hora de preparar una buena bechamel, pero ahora hay que coger todo lo aprendido y ponerlo en práctica para preparar unas deliciosas croquetas caseras.

Ya que existen infinidad de recetas para las croquetas, lo que os voy a contar es ese "método general" para que nunca se os olviden los pasos básicos ni las cantidades necesarias y el preparar croquetas sea coser y cantar.

Lo haremos a modo de receta para que sea más visual.

Para 1 litro de leche:

  • 100 gr. harina
  • 100 gr. mantequilla
  • 200-300 gr. producto principal
  • Media cebolla o cebolla entera (opcional)
  • 1-2 ajos (opcional)
  • sal y pimienta
  • nuez moscada (opcional)
Aquí tenemos la receta "general" para casi todo tipo de croquetas, os la voy a ir explicando un poco. He tomado 1 litro de leche como referencia y a partir de ahí tenemos que fijarnos en 3 puntos principales, la harina, la mantequilla y el producto principal.

Tanto de harina como de mantequilla utilizaremos 100 gramos, es decir, una décima parte de la leche y del producto principal (jamón, setas, bacalao,etc) utilizaremos el doble o el triple en comparación con la harina y la mantequilla.
Con esto ya tendrías lo necesario para la base de las croquetas, pero como queremos darle un punto perfecto a nuestra receta, podéis añadirle los opcionales que os he puesto más arriba, como son la cebolla, el ajo, etc. eso ya depende de que producto principal utilicéis y los gustos de cada uno.

Los pasos a seguir serían:

  1. Cocinar la mantequilla y la harina.
  2. Añadir algún opcional como la cebolla o el ajo, si se desea.
  3. Añadir el producto principal y cocinarlo todo.
  4. Incorporar poco a poco la leche e ir continuamente removiendo.
  5. Cocinar la mezcla y sazonar.
Por último solo quedaría darle forma a las croquetas (bolear) y pasarlas por harina, huevo y pan rallado. Es aconsejable que sea ese orden para que la croqueta salga perfecta, si no os acordáis recordad que va en orden alfabético, primero la harina, luego el huevo y por último el pan rallado.
Por último freírlas en un aceite bien caliente y sacarlas en un plato con papel absorbente.

Espero que os sea útil este post y me contéis como os han salido las croquetas, que seguro estarán deliciosas.


Saludos!!!

Quizás te interese

0 comentarios